5 EJEMPLOS DE HIPÉRBOLE

5 EJEMPLOS DE HIPÉRBOLE


En este artículo vamos a conocer 5 ejemplos de hipérbole.

Hipérbole, proviene de una palabra griega que significa “exceso”, es una figura del habla que manifiesta la exageración extrema para resaltar un punto o mostrar énfasis en una circunstancia o relato.

Se puede decir también, que la hipérbole es lo opuesto a la subestimación. Podemos encontrar ejemplos de hipérboles en la literatura y en el día a día, de manera cotidiana.

Las Hipérboles se usan más que nada en relatos de ficción, no es recomendable usarlos en informes o trabajos de investigación, este es perfecto para la escritura creativa y la comunicación, especialmente cuando desea agregar emoción a un personaje o humor a una historia.

Las hipérboles no son comparaciones, como podrían ser las metáforas, sino exageraciones que llegan a ser muy extravagantes e incluso ridículas, estas no deben tomarse en cuenta de manera literal.

En la literatura, la hipérbole se usa comúnmente para mostrar el contraste de una historia y así poder captar la atención del lector. La hipérbole le añade énfasis a una simple conversación, un discurso o una canción; estas pueden cobrar vida y volverse muy interesantes con el uso de la hipérbole.

5 EJEMPLOS DE HIPÉRBOLE

A continuación te voy a mostrar 5 ejemplos de hipérbole,  son ejemplos comunes y cotidianos de hipérboles, verás que el sentimiento no es realista, pero ayuda a enfatizar el punto.

  1. ¡Te he dicho un millón de veces que limpies tu habitación!
  2. Hacía mucho frío, vi osos polares con abrigos y sombrero.
  3. Es tan tonta que cree que realmente la trajo la cigüeña.
  4. Tengo tanta hambre que podría comerme una vaca.
  5. Tengo un millón y medio de cosas que hacer hoy.

MÁS EJEMPLOS DE HIPÉRBOLE

  • Tuve que trabajar mucho ¡Si no puedo comprar ese vestido que quiero para el baile, moriré!
  • Eres tan flaco como un palillo de dientes.
  • Ese coche iba mucho más rápido que la velocidad de la luz.
  • Su nuevo auto costó muchos millones de dólares.
  • Soy tan pobre que no tengo ni dos monedas para frotarlas una con otra.
  • Estaba tan débil que podrías haberme derribado con una pluma.
  • Su cerebro es del tamaño de un diminuto arroz.


Hipérbole en discursos

Cuando se hace uso de la hipérbole en un discurso, ayuda a marcar sus puntos. Un poco de exageración es lo ideal para llamar la atención del público.

Ejemplo de hipérbole en un discurso:

  • “En primer lugar, permítame afirmar firmemente que lo único que debemos temer es el miedo en sí mismo”. (Franklin Delano Roosevelt, Primer discurso inaugural)

Hipérbole en las canciones

Este caso es similar a un discurso bien pronunciado, la hipérbole ayuda a recrear una imagen vívida o expresar una emoción fuerte en la letra de una canción.

  • “Y vamos a volar entre sabanas blancas y en el haz de mis sueños conocerás el alba”. (Grupo Costa Brava, canción: Entre sabanas blancas).

Como acabamos de ver, la hipérbole se encuentra en el día a día de cada uno de nosotros, desde el momento en que decidimos escuchar una canción (las letras), hasta incluso cuando conversamos y contamos una experiencia.

 

Facebook